TRES, la belleza de lo desechable

Desechos reservados-olvido-2010-004Nos conformamos como colectivo en el 2009 en la ciudad de México a partir de un taller de espacio público y basura, con la intención de generar una pieza colectiva que reflexionara respecto de estos tópicos. El taller se llevó a cabo en la Universidad del Claustro de Sor Juana, lugar en el que nos conocimos, y durante cuatro meses se investigó, debatió y desarrolló una reflexión multidisciplinar en torno a la basura del Centro Histórico de la Ciudad de México. Esto dio como resultado nuestra primera pieza “Un Archipiélago de Olvidos” en el marco del 25 Festival de México en el Centro Histórico en marzo del año 2009.

A partir de ese momento se transformó nuestra mirada, y la serie de preguntas sobre las características físicas, conceptuales y políticas de la basura se expandieron y dominaron nuestro horizonte. Se instaló en nuestra forma de observar la necesidad de mirar al suelo, de explorar la ciudad y entendernos desde la arqueología de lo contemporáneo.

-¿Quiénes lo conforman y cuáles son sus principales inquietudes?

En la actualidad el colectivo está conformado por Ilana Boltvinik (artista visual) y Rodrigo Viñas (fotógrafo). Sin embargo, el colectivo se contrae y se expande en cada proyecto, podríamos decir que una de nuestras principales inquietudes es producir una reflexión a través de vínculos con otras disciplinas y eso implica trabajar con biólogos, arqueólogos, sociólogos y muchos otros saberes y personas. Mediante las metodologías de otras ciencias procuramos tener un acercamiento distinto con los objetos basura, producir una visión más compleja.Huella Latente-colillas-2011-015

Una constante en nuestro trabajo es que observamos la basura como un residuo conceptual, político y como una fuente de información interminable que posibilita re-significar el objeto mediante conexiones de conocimiento en distintas disciplinas, crear puentes que unan cuestiones que parecen lejanas para implosionar de forma distinta en cada una de las distintas disciplinas con las que colaboramos. Esto posibilita distintos acercamientos al mismo fenómeno y nuevos cuestionamientos, pero también nuevas formas de interactuar o de cuestionar el fenómeno basura.

Nos interesa explorar la ciudad, invitar a que otros se unan a nuevas exploraciones, derivas situacionistas que nos ayuden a apropiarnos de la ciudad, de construir un conocimiento de ella a través de la calle, de los que habitamos la ciudad. En ese sentido la basura se convierte en una herramienta que permite acceder a otra lectura de la ciudad, nos ayuda a pensar en todo lo que no queremos ver, lo que no queremos oler, lo que mandamos lejos de la vista. Todo aquello que invisibilizamos porque incomoda.

-La fijación por la basura, tiene una parte artística, pero un gran contenido político y expresivo, ¿Qué pretendéis trasladar a los espectadores con vuestras imágenes?

Desechos reservados-olvido-2010-014En esta hermosa obsesión que se ha convertido la basura, a nosotros nos gusta reflexionar y abordar el tema desde muchos y distintos tipos de puntos de vista y a partir de allí comenzar la construcción de nuestras piezas, de esta forma buscamos que el espectador conecte de manera múltiple con la obra. Un aspecto fundamental de nuestro trabajo es que el público sea parte del proceso y de la misma pieza. Por lo mismo muchas de ellas son participativas, y las imágenes ayudan entender lo que vemos y cómo lo vemos, ayudan a dirigir la mirada.

Las imágenes sirven para potenciar el involucramiento, y para mostrar otra cara de la basura, más como información que como denuncia. Mediante estas y otros recursos como el dibujo, la videoinstalación, las intervenciones en espacios públicos y las acciones por mencionar algunas, buscamos que la gente cambie la mirada en lo que observa y en cómo lo observa, que se conecte con eso que nosotros producimos diariamente de manera desmedida. Tratamos de hablar sobre lo que dice la basura de nosotros y qué puede decir de nosotros como individuos y como sociedad en el futuro.

-¿Hay belleza en lo que el hombre desecha?

Hay tanta belleza como aquello que somos y dejamos de ser. Cada objeto desechado está impregnado y marcado con una serie de huellas que le imprimimos. Cada objetos que usamos y tiramos nos habla de quién somos, de cómo nos comportamos. Cuando acercamos la mirada a estas huellas, ya sea a través de la cámara o de la observación, encontramos topografías complejas, hermosas como el mapa más detallado del siglo XVI. Cada objetos ofrece, además, una visión singular del mundo, irrepetible y nos confirma que no hay más que heterogeneidad, que somos múltiples.

Puedes conocer más de sus trabajos aquí: Tres

Desechos reservados-mirada-2010-013Desechos reservados-mirada-2010-003


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s