Cazador de Sonrisas, Agustín Ferrer Casas

cazador-de-sonrisas-portada-grafitoEl autor de Cazador de Sonrisas (Grafito editorial), Agustín Ferrer Casas, nos concede esta entrevista en la que nos habla de su reciente obra, un trhiller en forma de viñetas, que nos hará reflexionar sobre nuestra situación de debilidad cuando acudimos a la consulta de nuestro dentista. Si alguien está pensando en colocarse una ortodoncia quizás este comic no es muy recomendable, o tal vez sí …

-¿Qué debemos saber sobre Cazador de Sonrisas?

Se trata, en tres palabras, de un trhiller lisérgico sesentero. Empezando por el final de la definición, y sin desvelar mucho de la trama, la historia se desarrolla en la cosa oeste de los EE.UU. en 1961, en un momento en el que el país ha elegido por presidente a un joven John F. Kennedy. Todo un símbolo de cambio para una década nueva y brillante, que se ve con otros ojos, en la que todo está por descubrir y que no parece tener límites (la generación del baby boom, las nuevas relaciones sociales, la sexualidad, la publicidad, la carrera espacial y la división del mundo en dos bloques con la consiguiente carrera armamentística…).

Lisérgico en cuanto a que el protagonista, el doctor Herbert F. Dunne, un dentista sin empatía por el dolor ajeno, intenta comprender y atenuar este hecho consumiendo LSD (en aquella época el uso terapéutico de esta sustancia era común).

Y el empleo de esta sustancia y la personalidad del protagonista hacen que, la entrada en escena de una de sus pacientes, una adolescente con ortodoncia, provoquen una sucesión de acontecimientos que dan forma a un trhiller oscuro en un ambiente luminoso.

– ¿Qué podemos encontrar en esta historia?cazador-de-sonrisas-comic-EEUU-006

Una historia sórdida, que incluye alucinaciones, bondage, sexo (dentro del matrimonio, eso sí), la sombra del incesto, malos tratos y violencia, e incluso humor negro de dentistas. Y todo ello en contradicción con unos colores luminosos que reflejan el ambiente de la California wasp de los años 60 (y por mi propia visión optimista de la vida que se plasman en mis acuarelas).

-¿Puede ser Cazador de Sonrisas un comic único en el mercado por su temática?

Eso parece. Yo tampoco soy un ávido lector de tebeos y no sabría decirte si algún otro título ha hecho semejante mezcla de ingredientes y que funcione. Aunque puede que esos ingredientes hagan precisamente eso, que la historia resulte atrayente porque todos tenemos un cierto lado voyeur, morboso y oscuro. A todos nos gusta conocer los secretos de los demás, porque precisamente todos tenemos cosas de nuestra vida privada que preferimos ocultar.

-¿Es un comic que puede enganchar a un público nuevo o es una historia para lectores exigentes?

Por lo que me han comentado algunos lectores personalmente este cómic resulta atrayente por el nivel gráfico y es de lectura ágil, incluso para lectores no aficionados a los tebeos. Resulta un poco fuerte en algunos momentos, lo que supone que no sea apto para todos los públicos ni para todos los estómagos, pero no defrauda. El único “pero” manifestado en varias ocasiones es que no tenga una continuación, al modo y manera de El Médico de Noah Gordon, puesto que el lector acaba encariñándose con el doctor Dunne, a pesar de sus cosillas.

cazador-de-sonrisas-comic-pag-72-Desde niños existe un miedo a ir al dentista infundado por nuestros padres, el cine etc, ¿Juega tu historia con el miedo y la tensión que tienen los pacientes mientras están en manos de su dentista?

En cierta forma sí, pero sólo en las primeras páginas del relato. La historia está contada desde el punto de vista de los odontólogos, no de los pacientes. Y me gusta recordar que la profesión del protagonista es sólo el escenario de fondo de la trama. No está centrada en el trabajo del doctor Dunne si no en las circunstancias que lo rodean.

-Después de leer Cazador de Sonrisas, ¿Nos pensaremos dos veces eso de sacarnos una muela?

Puede que así sea, pero recordemos que nuestros dentistas también sufren en su trabajo. Me explico: son los profesionales de la medicina que más depresiones sufren, son los que desde más cerca sienten la ansiedad de sus pacientes, por mucho que hayan avanzado las técnicas odontológicas. Salvo que desconozcan el término empatía, como le sucede al doctor Dunne…

-¿Qué es peor, un dolor de muelas, o todo el trabajo que ha conllevado esta obra?

Supongo que un dolor de muelas, con mucha diferencia. El trabajo que supone el crear un tebeo gordo como este yo lo veo simplemente como eso, como un trabajo. Se hace poco a poco, sin prisas y con gusto, a la manera de un hobby. Es cuestión de ir página a página, sin pensar en lo que queda hasta terminar. Esto es artesanía, no una fábrica. Pero claro, todo esto lo estoy diciendo porque es mi tranquilo y sosegado método de trabajo.

-Sigue la cadena del talento:

Yo te diría que a José Ángel Ares, autor junto con Paco Hernández de Rosa y Javier (Edicions De Ponent, 2013) o con Josep Busquets de Bitcoin (Dibukks, 2014). Tiene más obras publicadas junto con otros autores y próximos títulos que aparecerán en breve.

Agustín Ferrer-Autorretrato

Como sugerencia, podéis pasaros por la web de Grafito Editorial, una editorial joven que consideramos que hay que apoyar.


3 thoughts on “Cazador de Sonrisas, Agustín Ferrer Casas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s